Caricias Perpetuas.

jueves, 27 de septiembre de 2007

No lo sé.

Tu eres el huracán que me desata.
Yo, soy la calma que te amarra.
Tus manos encuentran siempre mis labios.
Mis piernas siempre encuentran tus caderas.
Es que te conozco tan bien.
Sé como quitarte esa remera vieja, sabes como hacerme callar.
Sé como amarte hasta el otro día, y sabes como secar mis lágrimas.
Sabes como sostenerme, sé como depender de tí.
Pero temo olvidar, como hacer para que estés conmigo.

8 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal