Caricias Perpetuas.

lunes, 25 de junio de 2007

Necesidad.

Necesito tus manos como aquellas que saben llevar el timón en los tiempos de tempestad...
Necesito tus ojos como aquellos faros que me iluminan cada vez que estoy perdida y necesito llegar a tierra.
Necesito tus labios como el soplido del viento en mis velas, necesito tus besos como recompensa por viajar por aguas tan bravas.
Necesito tus piernas, por si un día necesito encontrar el camino a la fuente de mi felicidad.
Necesito tus oídos, para que escuchen las peticiones que una pequeña voz quiere hacerte...
Necesito tus brazos, para que me atrapen al muelle tal como cuerdas atraparon mi barco que navegaba a la deriva.
Te necesito.
En tu totalidad.
No quiero migas, ni sobras, te necesito en tu complejidad y totalidad.
Por sobre todo en tu complejidad.
Necesito que esos labios solamente pronuncien mi nombre, que aquellos besos solamente besen mi cuerpo, que tus manos solamente encuentren asidero en mí.
Necesidad.
Es lo que yo tengo de tí.

8 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal